Cuéntanos tu historia

 

La verdad cae por su propio peso

Muchas veces se trata de ocultar situaciones pasadas que de salir a la luz generarían un conflicto con consecuencias inesperadas, incluso para seres queridos. Pero la verdad siempre se las rebusca para darse a conocer y generalmente lo hace de la forma más elocuente.
Es así que un día llega un llamado anónimo a nuestras oficinas de un hombre que nos planteaba una situación muy particular. A él le habían diagnosticado una enfermedad que se transmite a través del cromosoma Y paterno, pero su padre y ninguno de sus familiares paternos masculinos tenía dicha enfermedad. Su madre fallecida no podía despejar ninguna duda al respecto.
Entonces decide hacerse una prueba de ADN con su padre, al cual también lo inquietaba esta situación. El resultado era el que no deseaban: el material genético de estos individuos no coincidía.
Este análisis de ADN fue seguramente un antes y un después en la vida de ellos dos, las dudas no se despejaron sino que todo lo contrario se acrecentaron…
Unos meses más tarde este hombre el cual parecía no desalentarse, nos solicita otro análisis. Yo estaba desconcertada, entonces tratando de ayudarme a entenderlo me confesó que no podía dormir sin saber quién era su verdadero padre y luego de una búsqueda exhaustiva de datos sobre su madre, se entera que antes de casarse ella habría tenido un romance con el dueño de la empresa donde trabajaba como su secretaria y éste nuevo presunto padre también padecía de la misma enfermedad que él.
El resultado esta vez fue conmovedor: sus perfiles genéticos si eran compatibles.
Luego de despejar las dudas de este caso me planteo que si bien el ser humano es impredecible en cuanto a sus actos, la verdad es única y siempre cae por su propio peso.

Dra. Noelia Schreiner – Centro Genético ADNANALISIS

Deja un comentario