Cuando se espera un bebé sola

Add subtitle text

Ser mamá y papá a la vez

¿Será posible asumir este doble rol? Puede que estés asustada o al menos insegura. Es normal, ya que criar a un hijo sola no es sencillo. Sin embargo, es posible, teniendo en cuenta algunos consejos.

Para empezar, debes tener muy claro que no eres una superhéroe ni mucho menos. Por lo tanto, en algunas ocasiones no podrás satisfacer todas las necesidades emocionales del niño. Tomar en cuenta esta realidad es necesario para disminuir las falsas expectativas respecto a ti misma y tu desempeño. De esta forma, puedes asumir tu maternidad de una manera realista y abierta a conocer todo tu potencial como mujer y mamá.

La imagen paterna

Debes reconocer que los niños siempre van a estar conscientes de la figura paterna, y lo más probable es que la busquen. Además, nuestra sociedad está diseñada con el modelo familiar de un papá y una mamá, por lo que tu hijo se preguntará de dónde sacó su apellido, o a quién se celebra en el día del padre. Por estas razones, muchos niños crean la ilusión de un padre imaginario.

Por otro lado, como mamá soltera puedes cumplir muchas funciones que corresponderían a un padre, asumiendo ese rol también. Saber esto te servirá para no tener sentimientos de culpabilidad respecto a las posibles carencias de tu bebé.

Respondiendo preguntas

Lo más seguro es que tu hijo haga muchas preguntas en el futuro sobre su papá. Así que prepárate para darle respuestas que lo dejen tranquilo. Si alguna pregunta te incomoda, no te alteres. Es mejor darle información que pueda asimilar y evitar traumatizarlo.

Nunca le mientas a tu hijo. Hay verdades que duelen, pero siempre es mejor ser sincera y decir las cosas con suavidad y tacto. Por ejemplo, si tu pequeño quiere saber por qué se fue su papá o por qué estás sola ahora, puedes ayudarlo a entender algunas cosas apropiadas para su edad con respuestas simples, pero sin dejarle pensamientos negativos (decirle que el papá no “pudo” quedarse lo puede dejar más tranquilo). De esta manera, no afectarás su confianza y autoestima.

Evita la sobreprotección

Muchas mamás solteras tienden a sobreproteger a sus hijos, lo que les genera una dependencia enfermiza y puede afectar su relación con el resto del mundo. Sobre todo cuando entre al jardín infantil y se encuentre con otros niños que pueden burlarse de él por esta razón.

Acepta ayuda

Hay distintas maneras de encontrar apoyo: un terapeuta, un familiar cercano o un grupo de amigas. Esta ayuda puede venir de varias maneras, en forma de cariño, de comprensión o incluso de dinero o cosas materiales. Acepta todo lo que venga, ya que es una forma en que otros te dicen que te quieren y entienden.

No olvides poner límites

Una mamá soltera no tiene por qué ser una mamá permisiva. No suplas la falta del padre con dar a tus hijos todo lo que pidan o dejar que hagan todo lo que quieran. No vas a ahorrarles sufrimientos de este modo, sino que podrías agravar la situación malcriándolos.

 Familias monoparentales

Es muy usual que hoy las familias difieran de la estructura clásica del papá, la mamá y los niños. Por distintas razones, por todos lados se ven familias ensambladas, ampliadas o monoparentales.

El niño debe entender que su familia está bien así como está y no compararse con otras familias. Lo más relevante es que encuentre cariño en su hogar.

Los roles materno y paterno

Si bien hay roles que cumple cada parte, la mamá puede cumplir con su papel al equilibrar sus funciones: imponiendo autoridad y límites (un rol característico del hombre) y a la vez dando apoyo emocional.

Si el niño requiere una figura masculina en su vida puedes ayudarlo a socializar con hombres de confianza que puedan proveerle esa atención, como un hermano mayor, un abuelo, un tío, un amigo de la familia, un líder religioso o un profesor. Alguien que esté fuera del círculo íntimo puede añadir nuevas perspectivas y satisfacer otras necesidades del pequeño.

Fuente: http://www.facemama.com/embarazo/cuando-se-espera-un-bebe-sola.html

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario