Ser madre joven: ¿Cómo asumir la responsabilidad?

En este articulo expreso de manera sencilla la experiencia que sentimos muchas mujeres al enterarnos de que seremos madres. Nos atemorizamos y nos asaltan las dudas, pero hay que saber que nos es el fin si no el comienzo de una vida nueva.

Mamá joven

  • Por experiencia sé que al recibir la noticia de que vas a ser madre a temprana edad, es algo que impacta. La primera actitud es de miedo, acompañada de una gran pregunta ¿Y ahora qué hago? El asumir ese tamaño de responsabilidad no es sencillo y surgen más preguntas, ¿Cómo voy a cuidar a otro ser si yo misma aún no termino de crecer? Yo te digo: ¡no te asustes! ¡Sí se puede lograr! …Una vez que comprendemos y aceptamos que será otra vida que dependerá de nosotros y de nuestro amor para vivir, lo demás se dará por añadidura. No es una tarea fácil; pero tampoco imposible. Permíteme compartirte algunos basándome en mi propia experiencia:
  • No tengas miedo

    Si te ha tocado, como a mí, asumir esta responsabilidad sola ¡no te asustes! refúgiate en el cariño y el apoyo de tu familia. Quizás tus padres en un principio se molesten contigo y se sientan decepcionados por haberte embarazado prematuramente; pero luego verás que ese pequeño ángel se convierte en su mayor alegría y no querrán ni que se los toquen. Vive la experiencia del embarazo “tranquila”; no dejes que nada te amargue ese momento que es único y que sólo se vive una vez; pues aunque vuelvas a tener más hijos, el primer embarazo es irremplazable.

  • Que no te abrumen los planes

    No esperes plantearte un plan del ¿cómo se van a ir dando las cosas? Sólo proponte ser feliz al lado de esa personita y procura cada día ser mejor persona para él. Partiendo de ahí, todo lo demás se irá creando. Confía en ti, en tu instinto y con base en ello, podrás saber qué es mejor para tu hijo y su crianza. En un principio nada saldrá perfecto; porque todo lo vamos aprendiendo por ensayo y error; pero jamás permitas que una mala decisión te haga perder el rumbo, la meta es ser la mejor madre que un hijo pueda tener, valiente, decidida y dispuesta a enfrentar al mundo por él.

  • “Asúmelo, acéptalo y disfrútalo”

    Esa es mi recomendación: simplemente ve viviendo el día a día, que las alegrías serán más que las tristezas, desde que escuchas su latido por primera vez y en el eco ver su carita, sus manos y su cuerpo te harán sentir que eres la mujer más privilegiada del mundo; porque pudiste dar vida: ahí todo cobrará sentido y tendrás el valor necesario para continuar.

  • Busca información

    Es bueno a toda edad cuando se está esperando un bebé, documentarnos; pero aún más cuando se es madre joven y primeriza, busca ayuda, lee un libro, artículos, revistas y todo aquello que te despeje las dudas y sirvan para orientarte acerca de lo que será este proceso. Eso es totalmente válido y habla muy bien del tipo de madre que quieres ser, una que se preocupa por el desarrollo de sus hijos y su crianza desde antes de nacer. Nunca dejes de informarte y actualizarte, pues en cada etapa de sus vidas necesitamos estar preparados para poder guiarlos.

    En fin, ve el lado amable, ser madre joven te permite ser su amiga, compañera y su cómplice. Y no tendrás que preocuparte por disimular arrugas porque creerán que eres su hermana en lugar de su mamá.

    SÉ FELIZ: VÍVELO…

Fuente: http://familias.com/ser%20padres/como-asumir-siendo-joven-la-responsabilidad-de-ser-madres

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario